Amadeus 2
Election
IDT
NoticiasJudiciales.INFO tiene su cuenta en Twitter : @NJudiciales La Dra. Ana María Figueroa es la nueva Presidente de la Cámara Federal de Casación Penal Otorgó la Corte Suprema de Justicia de la Nación una medalla al Dr. Raul Zaffaroni en reconocimiento por su paso por el Alto Tribunal de la República Argentina Proponen al Dr. Roberto Manuel Carles para cubrir vacante en la Corte Suprema de Justicia de la Nación La denuncia por presunto encubrimiento en la investigación de la causa AMIA quedó radicada ante el Juez Daniel Rafecas
05 de noviembre de 2010 | 17:00

“El Dr. Jorge Rizzo continua mintiendo y agraviando”

Por el Dr. Jorge Enríquez

Presidente de la Caja de Seguridad Social para Abogados de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires – En Liquidación - .

Cambiar tamaño
Dr. Jorge Enríquez

El Dr. Jorge Rizzo continua mintiendo y agraviando.Ganó hace algunos años las elecciones en el Colegio Público de Abogados de la Capital Federal –CPACF- , al simular que era un decidio opositor a CASSABA - Caja de Seguridad Social para Abogados de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires - , cuando en la Asamblea y en el Consejo del CPACF se había pronunciado a favor de su creación. Como la mentira y los agravios le dieron resultados, siguió mintiendo y agraviando. Ahora simula asombrarse de que se haya conformado una lista para el Consejo de la Magistratura de la Ciudad de Buenos Aires, que reúne a quienes estaban en contra de CASSABA con algunos colegas que postulaban la necesidad de una caja previsional para los abogados. Del mismo modo podría haberse asombrado por el hecho de que en esa lista convivan hinchas de Boca y de River. Tal vez no entendió, en su primitivismo, de qué se trata esta elección: de la independencia, idoneidad y probidad del Poder Judicial, no de los sistemas jubilatorios de los abogados.

Aún no repuesto de la derrota que recibió el 31 de agosto pasado, cuando la abrumadora victoria de Alejandro Fargosi y Juan Pablo Zanetta desnudó el hartazgo social respecto de los métodos patoteriles del rizzomoyanismo, dobló la apuesta; es decir, mintió el doble. Sería darle entidad a un personaje menor y decadente contestar cada uno de sus agravios. No obstante,debemos referirnos a ciertas afirmaciones sobre la liquidación de CASSABA, porque los colegas tienen el derecho de conocer la verdad. La liquidación no ha podido finalizar porque depende de un factor ajeno a la dirección de CASSABA e.l.:el incumplimiento por parte de la ANSES del convenio suscripto con CASSABA (e.l.) el 28 de diciembre de2009. El acuerdo era muy beneficioso para los afiliados/aportantes pero, tras su firma, la ANSES se negó a dar cumplimiento al mismo. Podría pensarse que esa posición del organismo previsional pudo obedecer a un simple arrepentimiento de los funcionarios de ese organismo. Sin embargo, todo indica que ha sido una colaboración para con las necesidades electoralistas del sector que lidera el propio Dr. Jorge Rizzo en el CPACF, fuertemente alineado con algunos funcionarios del gobierno nacional.

El objeto de tan burda maniobra es generar la impresión de que el retardo en la restitución de los aportes es por culpa de quienes conducimos la liquidación de CASSABA. Pero los abogados no son torpes como Rizzo cree y hace pocas semanas le contestaron en las urnas lo que piensan de los que, simulando representarlos, los dejan colgados del pincel. Tampoco es cierto que no hubiésemos podido determinar quiénes son los aportantes. Ni es cierto que se discriminara a quienes no alcanzaron con sus aportes la categoría de afiliado/aportante. Esa acusación, además de falaz, evidencia un absoluto desconocimiento de la operatoria desarrollada. Quienes aportaron por debajo de $1.000 ya percibieron o tienen para percibir en el Banco Ciudad, desde hace dos meses, el 80 % de lo que les corresponde a prorrata en la distribución.

Ahora ha agregado a esas infamias una más, que difunde con los recursos de todos los abogados mediante los canales de comunicación del Colegio Público: dice que quienes conducimos la liquidación de CASSABA fuimos declarados “incapaces” por la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires. Y acompaña un dictamen de la Comisión de Legislación General de la Legislatura, que no habla de ninguna incapacidad pero promueve la transferencia de los recursos de la liquidación al gobierno. Los colegas deben saber que el dictamen que está a punto de convertirse en ley, con muy amplio consenso, no es ese, sino el que se ha sido aprobado el viernes 29 de octubre por mayoría absoluta en la Comisión de Asuntos Constitucionales y que va a agilizar la distribución total de los aportes a sus legítimos dueños: los abogados.

En su desesperación por intentar evitar una nueva derrota en las urnas, Rizzo mezcla y confunde situaciones absolutamente dispares. Así, pretende comparar la transferencia de los fondos de las AFJP al Estado, que fue automática, con la transferencia a los abogados de los aportes a CASSABA, que es un proceso derivado de una liquidación. Sólo por ignorancia o por mala fe puede Rizzo sostener que el organismo de liquidación de CASSABA tiene facultades legislativas. Por el contrario, obra en el marco de la ley que lo creó y de las leyes posteriores, las que le impusieron que la devolución de los aportes se hiciera mediante un convenio con ANSES.

Los números de la gestión liquidadora de CASSABA hablan por si mismos:

- Situación Financiera de CASSABA (e.l.) hasta el comienzo de la distribución de aportes:

- Al 31 de julio de 2008 - fecha en que asumió el suscripto - : $74.119.858

- Al 31 de marzo de 2010 - mes previo al comienzo de la distribución de aportes -: $83.286.881

- Desde el 1º de agosto de 2008 no se recauda suma alguna y se abonan, en tiempo y forma, todos los gastos administrativos y se da cumplimiento a todas las obligaciones previsionales y laborales que hacen al proceso de liquidación y al funcionamiento de la entidad, pagándose, en tiempo y forma, con las actualizaciones periódicas, sus beneficios provisionales a los 61 pensionados de CASSABA (e.l.).

- Distribución parcial de fondos a sus legítimos dueños: 16.071 abogados al 31 de octubre de 2010 recibieron $ 30.331.530,13

- Remanente de activos existentes al 25/10/2010: $ 53.250.000

La mentira tiene patas cortas. Como lo dijera Lincoln, se puede engañar a algunos todo el tiempo y a todos algún tiempo, pero no se puede engañar a todos todo el tiempo. Los abogados porteños ya sabemos quién es Jorge Rizzo. No era complejo averiguarlo. Es lo que parece. Un mediocre que se vio de golpe ubicado en un lugar demasiado alto para sus modestas capacidades y tuvo vértigo. Se creyó un emperador de la abogacía, se rodeó de una corte de los milagros y pensó que todos sus colegas estaban a la altura de su vulgaridad. Repudiado en las urnas, ahora pretende convertir a la justicia de la Ciudad de Buenos Aires en otro feudo de Hugo Moyano, con el que negocia a espaldas de los abogados.

La única verdad sobre CASSABA es la que surge de la información objetiva que aquí se presenta. Lo otro es pescado podrido, un alimento que los argentinos hemos decidido no comer más.