07 de febrero de 2019 | 17:00

Clausuraron una fábrica y depósito de producto de madera

Intervino el Ministerio Público Fiscal de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires

Cambiar tamaño
Fabrica FOTO: MPFCABA

El Ministerio Público Fiscal de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires -MPFCABA- informó que se clausuró una fábrica y depósito de producto de madera- calle Venezuela al 3500 - en el que eran utilizados sin autorización potentes productos químicos y maquinas láser. “Estos son procedimientos en los que convergen en forma eficiente distintos órganos gubernamentales, con la Policía de la Ciudad y el Ministerio Público Fiscal. Así, no solo erradican situaciones puntuales que afectan el ambiente y la seguridad de las personas, también desactivan situaciones que son verdaderas bombas de tiempo para la seguridad de la ciudad” afirmó la Fiscal Blas Matias Michienzi.

Noticiasjudiciales.info reproduce texto difundido por el MPFCABA:

“La Unidad Fiscal Especializada en Materia Ambiental (UFEMA) procedió a la clausura preventiva de una fábrica y depósito de producto de madera en el que eran utilizados sin autorización potentes productos químicos y maquinas láser que fueron secuestrados. Los vecinos del taller habían radicado la denuncia en el Ministerio Público Fiscal de la Ciudad, y Blas Matias Michienzi, titular de la UFEMA delegó la investigación a la División Delitos Contra La Salud de la Policía de La Ciudad, con la intervención de la Agencia Gubernamental de Control (AGC) y de la Agencia de Protección Ambiental (APRA), ambas del gobierno porteño.

Los investigadores inspeccionaron el domicilio denunciado de la calle Venezuela al 3500 y comprobaron que el establecimiento comercial funcionaba sin ningún tipo de habilitación ni permiso, que trabajaban allí cuatro personas de origen peruano sin la documentación en regla, y que el local no reunía las mínimas condiciones de seguridad e higiene, razón por la cual se impuso al local la clausura administrativa. También se estableció que en el proceso de las piezas de madera se utilizaban máquinas láser con potentes productos químicos, sin las mínimas condiciones de protección ambiental y de contención a las fincas linderas. Esto causaba la emanación de fuertes olores y gases que afectan la vista y el olfato de las personas, razón por la cual el Fiscal Michienzi dispuso la clausura preventiva de todo el establecimiento comercial.

Paralelamente, se convocó a la Dirección General de Migraciones, cuyos agentes labraron las actas correspondientes por infracción a la Ley Migratoria, por la condición de los extranjeros en el desarrollo de actividades comerciales, efectuando las intimaciones y labrado de actas a la persona jurídica a cargo de la actividad. En ese sentido, el Equipo de Trata de Personas del Gobierno de la Ciudad, descarto cualquier tipo de situación de trata y/o de explotación de personas, destacándose solamente la situación irregular en cuanto a la normativa laboral.

Al respecto, el fiscal Michienzi explicó: “Estos son procedimientos en los que convergen en forma eficiente distintos órganos gubernamentales, con la Policía de la Ciudad y el Ministerio Público Fiscal. Así, no solo erradican situaciones puntuales que afectan el ambiente y la seguridad de las personas, también desactivan situaciones que son verdaderas bombas de tiempo para la seguridad de la ciudad”.

También se hicieron presentes la División Siniestros de Bomberos de la Policía de La Ciudad y la Dirección General de Emergencias y Guardias de Auxilio, revisando todo el predio para desarticular cualquier situación de riesgo ante la falta de medidas de seguridad.

Finalmente el Fiscal imputo al encargado del lugar y a la persona jurídica correspondiente por la contravención del artículo 54 del Código Contravencional”.