07 de junio de 2019 | 17:00

Secuestraron 3.400 kilos de marihuana en Villa Lugano

La Policía de la Ciudad detectó un camión de patente brasileña estacionado en la intersección de las calles Basualdo y Santander

Cambiar tamaño

El Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires -GCABA- informó que se secuestraron 3.400 kilos de marihuana y detuvo a seis delincuentes en Villa Lugano. Desde el GCABA señalaron que la Policía de la Ciudad detectó un camión de patente brasileña estacionado en la intersección de las calles Basualdo y Santander.

Noticiasjudiciales.info reproduce texto difundido por el GCABA:

“El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, y el vicejefe a cargo del Ministerio de Justicia y Seguridad de la Ciudad, Diego Santilli, presentaron hoy los resultados de un operativo de seguridad en el que la Policía de la Ciudad secuestró 3.400 kilos de marihuana y detuvo a seis delincuentes, tras una larga investigación.

Rodríguez Larreta destacó que “trabajando en equipo con el Gobierno Nacional todo se hace más fácil” y recordó que “ésta es una política que fijó el presidente (Mauricio) Macri, de la lucha a fondo contra el narcotráfico desde el primer día de la gestión”.

“Trabajando en equipo con el Gobierno Nacional todo se hace más fácil”. (Horacio Rodríguez Larreta)

“Este es el decomiso más grande en la historia de la Policía de la Ciudad”, aseguró el Jefe de Gobierno, quien agregó: "Hubo un muy buen trabajo en equipo, de la Policía porteña y de la Justicia hoy representada por el fiscal Guillermo Marijuan, con quien trabajamos codo a codo en estos temas”.“Vamos a fondo, implacables con los delincuentes”, aseveró.

Por su parte, Bullrich explicó que “es un decomiso extraordinariamente importante para un territorio como es la Ciudad de Buenos Aires: son 7 millones de dosis, esto alimenta unos 70 mil puntos de comercialización de droga”. La mercancía incautada está valuada en 30 millones de pesos

“Lo que estamos haciendo en contra de la droga en nuestro país, encabezados por Mauricio (Macri), por Horacio (Rodríguez Larreta) y por todo el equipo, marca un hito histórico. Nunca en la Argentina se secuestró tanta droga, nunca logramos una lucha tan fuerte contra el narcotráfico”, dijo la ministra.

“Es un decomiso extraordinariamente importante para un territorio como es la Ciudad de Buenos Aires". (Patricia Bullrich)

En tanto, Santilli remarcó que fue “un operativo que ha hecho que este volumen de droga no esté más en la calle, no esté lastimando a personas, que no haya más padres y madres angustiadas porque sus hijos puedan consumir esta droga”.

“Sigamos en este camino de detener a estos delincuentes y de aplicarle las máximas sanciones para que no hagan todo este tipo de cosas que nos dañan a todos como sociedad”, añadió.

También estuvieron presentes el secretario de Seguridad porteño, Marcelo D’Alessandro, y el secretario de Seguridad de la Nación, Eugenio Burzaco.

El operativo comenzó cuando la Policía de la Ciudad localizó un camión de patente brasileña en la intersección de las calles Basualdo y Santander, en Villa Lugano. Estaba quieto y custodiado por dos vehículos.

Uno de los autos emprendió la fuga tras observar que los policías se aproximaban. En el lugar quedaron un delincuente a pie, el segundo auto y el camión. Todos quedaron detenidos.

La Policía de la Ciudad secuestró 3.400 kilos de marihuana y detuvo a seis delincuentes, tras una larga investigación.

Sobre el acoplado del camión, cubierto con una lona, se encontraban los envoltorios plásticos que contenían panes de marihuana untados en grasa para ocultar el olor de la droga e intentar despistar a los perros de la policía.

Además, se secuestró una pistola 9 mm y un revólver calibre 32, con sus respectivas municiones.

El operativo fue realizado por el personal de la Brigada de Investigaciones de la Comuna 8 y representa el más grande de la historia de la Ciudad.

Cuatro de los detenidos son de nacionalidad paraguaya, uno brasileño (el chofer del camión) y otro argentino. Los narcotraficantes habían ingresado desde Uruguayana (en Brasil), a Pasos de los Libres, Corrientes”.